shadow

El Consejo de Transparencia de la Junta da la razón al BUM

El siguiente artículo es una reproducción íntegra del publicado por el Diario La Opinión de Málaga «Reprochan a la GMU que no entregara información pública sobre Repsol» el 4 de noviembre de 2021 con opción de descargar la Resolución completa del Consejo de Transparencia de la Junta de Andalucía.

El Consejo de Transparencia y Protección de Datos de la Junta de Andalucía ha estimado la reclamación por vulneración de derecho en materia de transparencia y acceso a la información pública presentada en octubre del año pasado por la Plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga, después de que este colectivo reclamara de forma infructuosa a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) el expediente del proyecto de urbanización SUNC-O-LO.17 del solar de Repsol, para poder presentar alegaciones.

A partir del 12 agosto de 2020, cuando se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia la aprobación inicial de este proyecto, se abrió un periodo de 20 días hábiles de información pública, sin que en este tiempo la Plataforma Bosque Urbano Málaga pudiera conseguir la documentación, que consideraba imprescindible para sustentar sus alegaciones.

Vista parcial de los antiguos depósitos de Repsol

En respuesta al Consejo de Transparencia, la Gerencia de Urbanismo justificó su actuación en que «lo que realizó el interesado fue una petición de cita previa» y no una solicitud de información pública. Y, una vez presentada la reclamación ante el Consejo, la GMU contestó que no podía dar acceso a la información al tratarse de un «expediente en tramitación».

Para el Consejo de Transparencia, «la existencia de un expediente en tramitación no legitima per se la denegación de acceso a la información» y señala que el Ayuntamiento de Málaga debe poner a disposición de Bosque Urbano Málaga este expediente, «identificando aquella información pública que, dentro del procedimiento que se encuentra en tramitación, ya está terminada y disponible».

En cuanto a la información que todavía esté «en curso de elaboración», indica que el Consistorio debe informar del órgano que la elabora «y el tiempo previsto para que se concluya y ponga a su disposición. Y nada obstaría a que el interesado volviera a presentar la solicitud transcurrido el tiempo indicado».

El órgano de la Junta daba diez días al Ayuntamiento, a partir del pasado 28 de octubre, para entregar el expediente, pero se da la circunstancia de que la plataforma ha recibido antes de esta resolución el documento, cerca de un año después de que se publicara la aprobación inicial

«Lo recibimos hace un mes y medio, aproximadamente», concretó a este diario Pedro Francisco Sánchez, portavoz del colectivo, que consideró que se ha debido a esta reclamación ante la Junta, aunque lamentó que la información proporcionada por Urbanismo «llega tarde».

Para Pedro Francisco Sánchez, la actuación de la GMU «ha sido una interpretación restrictiva, y así lo establece el Consejo de Transparencia, del derecho de información y creemos que se ha hecho así para frenar al máximo que se diera a conocer a la ciudadanía».

Piden la dimisión del concejal

Por este motivo, pidió la dimisión del concejal de Urbanismo, Raúl López, «como máximo responsable de lo que consideramos algo grave, la limitación del derecho de información de la ciudadanía».

Para el portavoz de Bosque Urbano Málaga, «si abres un periodo de información pública es para que la gente que pueda tener algún tipo de interés en ese expediente pueda verlo para presentar alegaciones, si no, la base está fallando».

Por este motivo, Pedro Francisco Sánchez consideró que «el procedimiento no ha sido todo lo transparente y ajustado a derecho que debía, porque todos los interesados no pudimos presentar alegaciones de forma correcta».

«Entendemos que puede haber nulidad desde el inicio del procedimiento, es algo que estudiaremos y si da lugar tomaremos las acciones que consideremos oportunas», añadió.

En las 17 hectáreas de la parcela de los antiguos depósitos de Repsol el equipo de gobierno aboga por un parque de 6,5 hectáreas, aparcamiento subterráneo de cuatro plantas, cuatro bloques con un total de 400 pisos de VPO, cuatro rascacielos de hasta 34 plantas de viviendas y oficinas, así como zonas comerciales.

La Plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga, por su parte, plantea un bosque de 17 hectáreas y alerta de que no hay un plan de tráfico para la propuesta municipal, después de que, como adelanto La Opinión, el director general de Carreteras informara el año pasado a la plataforma de que conectar el bulevar Adolfo Suárez con la MA-20 (Ronda Oeste) incumpliría la normativa vigente.

Respuesta del concejal

El concejal de Urbanismo, Raúl López, respondió ayer que si algún trámite «se ha hecho mal», la plataforma ciudadana puede reclamar, «pues para eso la Gerencia cuenta con una entidad jurídica, para contestar a su reclamación como proceda».

Raúl López señaló además que la Gerencia Municipal de Urbanismo es «muy garantista» y que en ocasiones esa es la causa de que se produzcan retrasos. «Pero estamos encantados de que la gente tenga la oportunidad de presentar alegaciones», subrayó.