shadow

BUM y ODS

BOSQUE URBANO DE MÁLAGA, PIEZA CLAVE PARA IMPLEMENTAR LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE EN LA CIUDAD DE MÁLAGA

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años (ONU, 2015).

Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y todos los ciudadanos del mundo.

El Ayuntamiento de Málaga está públicamente comprometida con la implantación de los ODS en el municipio, concretamente en su Informe Voluntario de Progreso. Málaga 2020 (Garcia et al., 2020) establece textualmente: “El Plan de Acción ODS Málaga 2030 estableció sus objetivos y metas en base a la implicación de todo tipo de colectivos sociales, económicos e institucionales, buscando incorporar a algunos de los menos habituales, como los jóvenes y las asociaciones. Los ODS que se marcaron como prioritarios en la realidad malagueña fueron los vinculados con el empleo, la innovación y la educación (ODS 8, 9 y 4), así como los relacionados con la reducción de las desigualdades y la pobreza en todas sus manifestaciones (ODS 10, 5 y 1). Así mismo, se dio también gran importancia a la componente ambiental, con refuerzo de los objetivos relacionados con los ecosistemas terrestre y marino, así como la producción y gestión sostenible de residuos (ODS 14, 15 y 12). Finalmente, el ODS 11, dedicado a las ciudades y su gestión, también cuenta con un papel importante en el Plan de Acción. En esencia, se alinearon los ODS con los cuatro grandes ejes de desarrollo de Málaga: Málaga de la Cultura, Málaga del Conocimiento y la Innovación; Málaga Litoral y Sostenible; Málaga Integradora e Integrada.”

En este informe el mismo alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre afirma que “Sólo las ciudades capaces de hacer sus territorios más habitables, sostenibles, integradores e innovadores podrán mantener a medio y largo plazo un ritmo de crecimiento y desarrollo a la altura de las aspiraciones de su ciudadanía”.

Estas palabras del alcalde, en el contexto de los ODS propuesto por la ONU, se pueden alinear perfectamente con lo que la misma ONU dice en su informe ‘Brecha de emisiones’ del año 2020. En este informe argumenta que la tierra va directa en el “mejor escenario” a una subida de 2ºC, y eso siempre y cuando los Gobiernos aprovechen las «oportunidades». El Bosque Urbano de Málaga es la responsabilidad y la oportunidad que el Ayuntamiento de Málaga debe asumir para contribuir a evitar este escenario, que no deja de ser desastroso para el futuro de la vida en la tierra.

Por ese motivo desde la Plataforma Bosque Urbano de Málaga presentamos este informe en el que explicamos a los ciudadanos de la ciudad como un Bosque Urbano en el barrio de la Carretera de Cádiz contribuye a la implementación de los ODS y, por extensión, a mejorar la calidad de vida en toda la ciudad.

Se han identificado un total de 10 objetivos y 21 metas sobre las que el Bosque Urbano en la ciudad de Málaga tendrá efecto, a corto, medio y largo plazo.

Objetivos de Desarrollo Sostenible que se acometerán con la implementación del BUM

* Objetivos que se solapan con las acciones del Ayuntamiento de Málaga.

** Objetivos sobre los que el Ayuntamiento no tiene previsto intervenir, pero que recibirán atención gracias al proyecto BUM.

Objetivo 1. Fin de la pobreza. *

Actualmente hay 30 millones de niños que crecen pobres en los países más ricos del mundo

Metas a la que se responde específicamente.

1.4   Para 2030, garantizar que todos los hombres y mujeres, en particular los pobres y los más vulnerables, tengan los mismos derechos a los recursos económicos, así como acceso a los servicios básicos, la propiedad y el control de las tierras y otros bienes, la herencia, los recursos naturales, las nuevas tecnologías y los servicios económicos, incluida la microfinanciación.

1.5   Para 2030, fomentar la resiliencia de los pobres y las personas que se encuentran en situaciones vulnerables y reducir su exposición y vulnerabilidad a los fenómenos extremos relacionados con el clima y a otros desastres económicos, sociales y ambientales.

Argumentación

El futuro bosque urbano de Málaga está proyectado en la zona con menos ingresos de todo el distrito de carretera de Cádiz, y que, a su vez, es una de las barriadas más pobres de toda la ciudad (Figura 1).

Figura 1. Porcentaje de población con ingresos por unidad de consumo menor de 7.500€ (2018). Fuente: instituto Nacional de Estadística. El circulo azul acota la ubicación del Bosque Urbano de Málaga y los barrios que lo acotan.

Los vecinos de estos barrios son población vulnerable y prioritaria para las metas del primero de los ODS. De acuerdo a los indicadores para el cumplimiento de este Objetivo, concretamente el 1.4.1 Proporción de la población que vive en hogares con acceso a los servicios básicos, un bosque urbano contribuye a un entorno saludable, que es un servicio básico para los habitantes de una ciudad. De acuerdo a la OMS un entorno saludable es “un lugar o contexto social en los que las personas participan en actividades diarias, donde los factores ambientales, organizacionales y personales interactúan para favorecer la salud y el bienestar”.

En cuanto a la meta 1.5, el barrio, al igual que el resto de la ciudad, está expuesto a las altas temperaturas, especialmente en verano durante los episodios de poniente y terral. Teniendo en cuenta el poder adquisitivo de muchas de estas familias, no todas van a disponer de los medios para acceder a aires acondicionados u otros sistemas de refrigeración. Por este motivo, la existencia de un Bosque Urbano, con su efecto mitigador del calor, es esencial para los vecinos más cercanos.

Además, en los alrededores de esta zona son recurrentes los episodios de inundaciones cuando se producen lluvias torrenciales (Video 1; Vídeo 2). El bosque sería un elemento de defensa y prevención frente a estas inundaciones.

Objetivo 3. Salud y Bienestar. **

Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades es esencial para el desarrollo sostenible

Metas a la que se responde específicamente.

3.9 Para 2030, reducir sustancialmente el número de muertes y enfermedades producidas por productos químicos peligrosos y la contaminación del aire, el agua y el suelo.

Argumentación

Es ampliamente conocido el efecto beneficioso que los bosques tienen sobre la salud de las personas, sin obviar, en el caso de un bosque urbano, su impacto positivo sobre la contaminación atmosférica y acústica. Todo esto contribuirá a una mejora del Indicador 3.9.1 Tasa de mortalidad atribuida a la contaminación de los hogares y del aire ambiente.

Es relevante transcribir textualmente lo que la FAO establece sobre bosques y salud “Cada vez hay más evidencias de que los bosques y los árboles contribuyen de muchas formas al bienestar físico, mental y social de las personas. Los bosques y las zonas arboladas, incluidos los de las áreas urbanas, ofrecen ambientes reconstituyentes, es decir lugares donde la gente puede relajarse, reducir el estrés y eliminar el ruido. Los bosques y las zonas arboladas tienen la capacidad de recibir grandes cantidades de personas sin parecer estar saturados. Ofrecen también oportunidades para una amplia gama de ejercicios y actividades físicas/recreativas y todo esto a costos bastante módicos, lo que es muy importante para reducir las desigualdades en materia de salud y facilitar la integración social.

Las actividades físicas realizadas en los bosques y demás zonas arboladas pueden producir beneficios a corto plazo en términos de forma física, además de beneficios a largo plazo en cuanto a reducción de la obesidad, enfermedades cardiovasculares, riesgos de diabetes de tipo 2 y cáncer de colon, además de estimular la salud mental, fortalecer y proteger la función del cerebro, ayudar a sobrellevar las afecciones que causan dolor y mejorar la calidad de la vida relacionada con la salud. Las agencias gubernamentales reconocen cada vez más la función de los bosques y demás arbolados en los estilos de vida saludables.

Objetivo 4. Educación de Calidad. *

La educación permite la movilidad socioeconómica ascendente y es clave para salir de la pobreza

Metas a la que se responde específicamente.

4.a Construir y adecuar instalaciones educativas que tengan en cuenta las necesidades de los niños y las personas con discapacidad y las diferencias de género, y que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos.

Argumentación

La barriada de carretera de Cádiz tiene numerosos colegios, todos ubicados en entornos rodeados de edificaciones y carentes de zonas verdes. Por lo tanto, siendo las zonas verdes un derecho y un servicio básico que deben proveer los ayuntamientos a sus ciudadanos, incluidos los que están en la edad escolar, no se puede avanzar en el indicador 4.a.1Proporción de escuelas que ofrecen servicios básicos, desglosada por tipo de servicio.

Objetivo 6. Agua limpia y saneamiento.**

Más del 80% de las aguas residuales resultantes de la actividad humana se vierte en los ríos o en el mar sin ningún tratamiento, lo que provoca su contaminación.

Metas a la que se responde específicamente.

6.6  De aquí a 2020, proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidos los bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos 

Argumentación

Tal y como indica la propia meta 6.6 es esencial proteger y restablecer los bosques. En el caso del BUM, la creación de más hectáreas de bosque mediterráneo es un apoyo y contribución a las ya existentes. La mayor parte de los bosques, o restos de bosques en el entorno de la ciudad necesitan una actuación importante para ser viables en el futuro, siendo esenciales para la regulación del agua en la ciudad. De este modo se contribuye al indicador 6.6.1 Cambio en la extensión de los ecosistemas relacionados con el agua con el paso del tiempo.

Objetivo 11. Ciudades y comunidades sostenibles. *

La rápida urbanización está dando como resultado un número creciente de habitantes en barrios pobres, infraestructuras y servicios inadecuados y sobrecargados (como la recogida de residuos y los sistemas de agua y saneamiento, carreteras y transporte), lo cual está empeorando la contaminación del aire y el crecimiento urbano incontrolado

Metas a la que se responde específicamente.

11.1 De aquí a 2030, asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales.

11.4 Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo.

11.6 De aquí a 2030, reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo.

11.7 De aquí a 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad.

11.b De aquí a 2020, aumentar considerablemente el número de ciudades y asentamientos humanos que adoptan e implementan políticas y planes integrados para promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a él y la resiliencia ante los desastres, y desarrollar y poner en práctica, en consonancia con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la gestión integral de los riesgos de desastre a todos los niveles.

Argumentación

Un Bosque Urbano frente a la barriada de Dos Hermanas, dotará al barrio de un carácter más abierto y tránsito, limitando su marginalidad. De este modo se incidirá sobre el Indicador 11.1.1 Proporción de la población urbana que vive en barrios marginales, asentamientos informales o viviendas inadecuadas.

El Bosque Urbano de Málaga ha sido propuesto y está apoyado por ciudadanos, asociaciones, comerciantes locales, … lo que es una aportación contundente al Indicador 11.3.2 Proporción de ciudades que cuentan con una estructura de participación directa de la sociedad civil en la planificación y la gestión urbanas y funcionan con regularidad y democráticamente.

El esfuerzo económico para establecer el BUM, con un elevado retorno de inversión en beneficios para la salud, medio ambiente, … tendrá efecto sobre el Indicador 11.4.1 Total de gastos per cápita destinados a la preservación, protección y conservación de todo el patrimonio cultural y natural, desglosado por fuente de financiación (pública y privada), tipo de patrimonio (cultural y natural) y nivel de gobierno (nacional, regional y local/municipal).

Una masa arbórea de las proporciones propuestas en el BUM incidirá significativamente en reducir la presencia de partículas finas en suspensión, contribuyendo al Indicador 11.6.2 Niveles medios anuales de partículas finas en suspensión (por ejemplo, PM2.5 y PM10) en las ciudades (ponderados según la población).

El bosque urbano es una propuesta ciudadana que recoge una demanda histórica de la ciudad y se contrapone a un proyecto de urbanización municipal, que contribuiría negativamente al Indicador 11.7.1 Proporción media de la superficie edificada de las ciudades que se dedica a espacios abiertos para uso público de todos, desglosada por sexo, edad y personas con discapacidad.

Finalmente, dentro de este ODS, que el Ayuntamiento de Málaga rectifique y haga posible el BUM supondría una contribución neta al Indicador 11.b.2 Proporción de gobiernos locales que adoptan y aplican estrategias locales de reducción del riesgo de desastres en consonancia con las estrategias nacionales de reducción del riesgo de desastres.

Objetivo 12. Producción y consumo responsables. *

Metas a la que se responde específicamente.

12.8 De aquí a 2030, asegurar que las personas de todo el mundo tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

Argumentación

Implantar un Bosque Urbano supone naturalizar la ciudad, por lo que se daría un paso en armonizar el estilo de vida urbano en Málaga con la naturaleza. En esta línea, el BUM estaría en consonancia con el Indicador 12.8.1Grado en que i) la educación para la ciudadanía mundial y ii) la educación para el desarrollo sostenible se incorporan en a) las políticas nacionales de educación, b) los planes de estudio, c) la formación del profesorado y d) la evaluación delos estudiantes, contribuyendo activamente a la sensibilización, formación y educación de los ciudadanos.

Objetivo 13. Acción por el clima. **

El 2019 fue el segundo año más caluroso de todos los tiempos y marcó el final de la década más calurosa (2010-2019)

Metas a la que se responde específicamente.

13.1 Fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales en todos los países.

13.3 Mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional respecto de la mitigación del cambio climático, la adaptación a él, la reducción de sus efectos y la alerta temprana.

13.b Promover mecanismos para aumentar la capacidad para la planificación y gestión eficaces en relación con el cambio climático en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, haciendo particular hincapié en las mujeres, los jóvenes y las comunidades locales y marginadas.

Argumentación

El Bosque Urbano aportará servicios ecosistémicos vinculados a la calidad de vida y confort, recursos, estabilidad climática… Respecto a la estabilidad climática, incidirá en el control de inundaciones locales y puntuales, así como en las temperaturas máximas y la humedad relativa del entorno, entre otros aspectos. Por lo tanto, reducirá el impacto de fenómenos climáticos extremos en la ciudad, contribuyendo a los indicadores:

13.1.2 Número de países que adoptan y aplican estrategias nacionales de reducción del riesgo de desastres en consonancia con el Marco de Sendái para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 y;

13.1.3 Proporción de gobiernos locales que adoptan y aplican estrategias locales de reducción del riesgo de desastres en consonancia con las estrategias nacionales de reducción del riesgo de desastres.

La situación del Bosque Urbano, en el corazón de uno de los distritos más densamente poblados de Europa, será una herramienta esencial para incidir en la educación y la sensibilización de los vecinos en las acciones para mitigar y adaptarse al Cambio Climático.  Además, supondrá la implicación institucional local en la acción directa contra los retos del planeta. Por lo tanto, se incidirá positivamente en el Indicador 13.3.1 Grado en que i) la educación para la ciudadanía mundial y ii) la educación para el desarrollo sostenible se incorpora en a) las políticas nacionales de educación, b) los planes de estudio, c) la formación del profesorado y d) la evaluación delos estudiantes.

Finalmente, desde la escala local, contribuirá a un indicador de carácter nacional como el 13.b.1 Número de países menos adelantados y pequeños Estados insulares en desarrollo con contribuciones determinadas a nivel nacional, estrategias a largo plazo, planes nacionales de adaptación y comunicaciones sobre la adaptación, notificadas a la secretaría de la Convención.

Objetivo 15. Vida de ecosistemas terrestres. *

El brote de la COVID-19 resalta la necesidad de abordar las amenazas a las que se enfrentan las especies silvestres y los ecosistemas

Metas a la que se responde específicamente.

15.1 Para 2020, velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales

15.2 Para 2020, promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación a nivel mundial

15.9 Para 2020, integrar los valores de los ecosistemas y la diversidad biológica en la planificación nacional y local, los procesos de desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza y la contabilidad

15.a Movilizar y aumentar de manera significativa los recursos financieros procedentes de todas las fuentes para conservar y utilizar de forma sostenible la diversidad biológica y los ecosistemas

Argumentación.

El Bosque Urbano de Málaga creará un entorno natural, con una estructura ecosistémica en consonancia con la biogeografía del entorno y teniendo en cuenta la serie de vegetación potencial para la zona. De este modo, el espacio será compatible con todas las especies que de modo natural, cuando se les da el espacio y tiempo suficiente, tienden a colonizar el área.

Por lo tanto, el BUM además de todos los valores naturales y ecositémicos que tendrá por su composición específica, actuará como nodo de conectividad ecológica de la ciudad con los espacios periféricos. Esta figura ganará en valor y significado cuando el proyectado anillo verde de Málaga sea una realidad, facilitando la conexión de la orla vegetal de la ciudad con los barrios.

El BUM contribuirá significativamente a los siguientes indicadores:

15.1.1 Superficie forestal en proporción a la superficie total, al incrementar las hectáreas de bosque existentes en la ciudad y, por ende, en el municipio.

15.1.2 Proporción de lugares importantes para la biodiversidad terrestre y del agua dulce incluidos en zonas protegidas, desglosada por tipo de ecosistema. El BUM hará una aportación significativa a la recuperación del bosque mediterráneo litoral.

15.2.1 Avances hacia la gestión forestal sostenible, al implementar un modelo de gestión forestal en la ciudad.

15.9.1 b) integración de la biodiversidad en los sistemas nacionales de contabilidad y presentación de informes, definidos como implementación del Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica. El BUM será un espacio con un seguimiento técnico-científico permanente, asegurado tanto por los técnicos del Ayuntamiento de Málaga así como por los científicos que integran la plataforma BUM.

15.a.1 a) Asistencia oficial para el desarrollo destinada concretamente a la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y b) ingresos generados y financiación movilizada mediante instrumentos económicos pertinentes para la biodiversidad, por la implicación directa del Ayuntamiento en la gestión del espacio.

Objetivo 17. Alianzas para lograr los objetivos.**

Los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación

Metas a la que se responde específicamente.

17.14 Mejorar la coherencia de las políticas para el desarrollo sostenible.

17.17 Fomentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las alianzas al proponer una plataforma en la que los ciudadanos y sus gestores tienen la oportunidad de encontrarse y aunar esfuerzos.

Argumentación.

La creación del BUM supone una oportunidad única para que el Ayuntamiento de Málaga colabore de manera efectiva y directa con la sociedad malagueño, tanto ciudadanos particulares, como organizados en asociaciones y la plataforma BUM, para generar un bosque urbano. De este modo se contribuirá a los siguientes indicadores:

17.14.1 Número de países que cuentan con mecanismos para mejorar la coherencia de las políticas de desarrollo sostenible.

17.17.1 Suma en dólares de los Estados Unidos prometida a las alianzas público-privadas centradas en la infraestructura.

Otros objetivos que se acometen de modo indirecto.

Objetivo 2. Hambre cero. **

Desgraciadamente, el hambre y la desnutrición siguen siendo grandes obstáculos para el desarrollo de muchos países.

Metas a la que se hacen aportaciones tangenciales.

2.4 De aquí a 2030, asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, las inundaciones y otros desastres, y mejoren progresivamente la calidad de la tierra y el suelo.

Argumentación.

Una de las amenazas más graves para la humanidad, derivadas de la disminución de la biodiversidad, es la desaparición de las especies de polinizadores. El BUM supone una oportunidad para generar una reserva de insectos con alto valor polinizador dentro de la ciudad. De este modo se facilita que se pueda avanzar en el indicador 2.4.1 Proporción de la superficie agrícola en que se practica una agricultura productiva y sostenible.

Bibliografía

  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 2021. Conjunto de Herramientas para la Gestión Forestal Sostenible (GFS). Consultado online el 12 de julio de 2021:

http://www.fao.org/sustainable-forest-management/toolbox/modules-alternative/health-benefits-from-forests/basic-knowledge/es/

  • García M.O., Salmón F., Robles L., Fernández M.J. y Villar M. 2020. Informe Voluntario de Progreso. Málaga 2020. Fundación CIEDES
  • Instituto Nacional de Estadística (INE). 2018. Atlas de distribución de renta de los hogares. Consultado online el 12 de julio de 2021:
https://www.ine.es/experimental/atlas/experimental_atlas.htm
  • Naciones Unidas (ONU). 2015. Objetivos de Desarrollo Sostenible. Consultado online el 12 de julio de 2021: